domingo, 4 de julio de 2010

ELOY MORALES por Patricia Fernández Dodi.

PAINT IN MY HEAD, 2010, oil on panel, 160x160cm, 62,4x62,4 inches.


GREEN ROOM, 2006, oil on panel, 20x50cm, 7,8x19,5 inches.


DAVID, 2007, oil on panel, 160x160cm, 62,4x62,4 inches.


BLACK FOREST, 2010, oil on panel, 110x230 cm, 42,9x89,7 inches.

CON LO SUBJETIVO DE CADA REALIDAD: ELOY MORALES

Cuando Sandra me pidió que entrevistara, vía mail, a Eloy Morales, me dí a la tarea de investigar a este pintor madrileño, pero por desgracia (o por suerte) encontré una vasta colección de sus obras y pocas palabras que me “pintaran” al artista, así que no me quedó otra que entrar al ruedo solo con la información básica. Y digo de lo de “al ruedo” porque ahí es donde encontré los primeros esbozos de su presencia., en una publicación del diario El País de mayo de 1989, donde nombran a un joven Eloy Morales, que se ha ganado el mote del Curro Romero del dibujo por la belleza de las imágenes que muestran la plasticidad del tema taurino, un Eloy Morales , de menos de veinte años, que muestra sus dibujos en la Plaza de Ventas…

ELOY: Efectivamente soy yo. Empecé a exponer mi trabajo con quince años, mis cuadros por entonces abordaban el tema taurino, por eso lo de Curro Romero, profesionalmente empecé a trabajar con galerías a los veinte años. He trabajado muy duro desde muy niño, sacrificando incluso muchos aspectos de mi juventud por mi profesión. La gran recompensa es disfrutar con lo que hago cada día, y vivir de ello.

Cuando fue que dijiste esto es lo que quiero, esto lo que me apasiona?

ELOY: He pintado toda mi vida. Con lo del tema taurino, exactamente acababa de cumplir 14 años. Si bien sigo apreciando la plasticidad del tema, hoy soy mucho más sensible al sufrimiento del animal. Luego empecé a exponer regularmente y a trabajar para revistas especializadas.

Hacer y vivir de lo que a uno le gusta supone gran responsabilidad. Como encaras tu trabajo?

ELOY: Suelo trabajar en una obra hasta que la termino, porque si pasa mucho tiempo, me acostumbro a la imagen y deja de interesarme. Pinto unas ocho horas diarias. No trato en ningún momento de ocultar el factor humano, persigo una pintura cálida elaborada a base de accidentes pictóricos, nunca a base de imitar códigos fotográficos. Suelo pintar formatos grandes para favorecer este aspecto, me posibilita crear imágenes muy realistas a cierta distancia que se descomponen a medida que te acercas a ellas.

Como es que te acercas al hiperrealismo?

ELOY: Lo del hiperrealismo es un tema delicado, soy un pintor muy abierto mentalmente, de hecho mis principales influencias o los pintores que más admiro no son pintores hiperrealistas.
Para mi lo mas importante de todo es que el pintor se apodere de la realidad y la muestre a través de su mirada, para mi ahí esta la clave. Muchas veces algunas de mis obras se incluyen en corrientes con las que no me identifico, es por culpa de las reproducciones, donde no es visible la forma en que estan hechos los cuadros.

Con que artistas te identificas?

ELOY: Los pintores que más me han influenciado son Gerhard Richter, Antonio López, Marta Cardenas y Jose Manuel Ballester en la época en que estudie bellas artes, todos ellos han dejado una huella importante en mi trabajo. Admiro también el trabajo de Brendan Kelly, Simón Edmonson, Lucian Freud, Joanna Logue, Pedro Morales Elipe ... este tipo de pintores me gustan mucho porque usan la realidad realmente como excusa para transmitir una pintura tremendamente personal , de un nivel altísimo y para mi eso es lo realmente difícil , lo intangible...

No quiero que mi trabajo lleve a equívocos, evidentemente es una pintura muy realista, pero hay cantidad de elecciones detrás, tanto formales como conceptuales, no es una pintura que solo se interese en "reproducir con exactitud". Soy terriblemente exigente e inconformista lo que me ha traido muchas complicaciones, pinto con mucha intensidad cuestionando constantemente lo que hago y mi postura frente a la pintura, nunca lo hago por inercia. Uso la fotografía como partida, tampoco puede ser cualquier fotografía, debe reunir una serie de aspectos propios que me interesen para trabajar. Hay un punto en que necesito desprenderme de la fotografía, que puede arrastrarte con mucha facilidad, es para mi una herramienta de trabajo, en ningún caso una finalidad.

Donde estás exponiendo en estos momentos?

ELOY: En estos momentos estoy participando en exposiciones colectivas en Madrid y en Paris, a finales de año tengo previsto exponer en Lisboa y Shangai. En 2011, en el mes de abril, voy a exponer en Madrid una selección de sesenta obras desde 1996 a 2011.

Porque pintas Eloy?

ELOY: Si pinto es para mostrar mi manera de ver las cosas a través de la pintura, eso si, sin renunciar a una mirada contemporánea, propia de nuestra época. El cine, la fotografía, las artes visuales en general han educado nuestra manera de ver y no pretendo tampoco renunciar a ello.

Susana Aráoz.



Esta pintora cordobesa, luego de vivir un tiempo en Italia, ha regresado a su Córdoba natal, donde actualmente dicta clases. Aquí, pintando en su taller.

domingo, 23 de mayo de 2010

lunes, 8 de marzo de 2010

PEDRO CAMPOS: cuando el objeto se hace perfecto en manos del artista.

Entrevista realizada por Patricia Fernández Dodi



La realidad cercana está repleta de objetos llenos de color y de luz que, a veces por las condiciones del ambiente, por su tamaño o por nuestra rutina o estado de ánimo, no las vemos en la magnitud de su esplendor, dejando de apreciar la importancia que tienen para nosotros mismos como cosas necesarias en determinados momentos o situaciones. Y es ahí, donde este pintor madrileño, Pedro Campos entra en acción, a sus anchas, poniendo el color exacto, el toque de luz indicado, las dimensiones adecuadas para que los objetos cotidianos nos llamen a detenernos y disfrutar de sus formas y colores.
Pedro Campos, uno de los maestros de hiperrealismo español ha colgado sus obras en E.E.U.U., España e Inglaterra, accedió a conversar con En el Limbo mediante una entrevista en Facebook, he aquí sus dichos…

-Ha pasado por una etapa de buceo de temas donde se ven ciudades, flores, personas que le dan mayor emotividad al hiperrealismo, porque eligió este tipo de objetos para sus pinturas?

Francamente, no tengo una respuesta clara al respecto. Pinto lo que me apetece en cada momento y ahora me gusta pintar objetos, lo que no quiere decir que mañana vea una escena de otro estilo y decida cambiar. En cualquier caso, puede ser mucho más emotivo un bodegón de Ventrone o Goings que un retrato o un paisaje, depende de quién lo pinte.

-No cree que esta elección lo deja más cerca de aquellos que menosprecian al hiperrealismo considerándolo pura técnica?

La técnica es la misma para un bote de Ketchup de Goings que para hacer cada pelo en un retrato de Chuck Close. El que desprecie a uno debería de hacerlo con los dos.

-Los tiempos de cada artista son muy diferentes unos de otros, cuanto le dedica por día a sus trabajos y, teniendo en cuenta las dimensiones importantes de la mayoría de ellos, planifica una fecha de término para cada obra?

Acostumbro a pintar una media de ocho diarias, aunque si algo tenemos de ventaja los pintores es la flexibilidad de horarios. Normalmente invierto aproximadamente un mes y medio en un cuadro de dos metros.

.

-Desde su diplomatura en Conservación y Restauración de Arte en 1988 ha trabajado como ilustrador publicitario, ha recorrido su país restaurando importantísimas obras y recién en 1998 decide dedicarse de lleno a la pintura hiperrealista...en vista de esto, considera que aún quedan vetas del arte por incursionar?

Cuando vives del arte tienes que amoldarte un poco a lo que se espera que hagas, pero si en algún momento tengo la posibilidad me gustaría hacer escultura, fotografía...Hay muchos campos diferentes para expresarse y todos son atractivos.

-El hiperrealismo está más desarrollado en Europa, difiere demasiado del estilo hiperrealista sudamericano?

El estilo en Latinoamérica, con pintores como Muñoz Vera o Claudio Bravo no difieren mucho de lo que tradicionalmente se ha hecho en España, como Antonio López o Naranjo. Incluso en el resto de Europa ha sido muy clásico. Donde sí que hubo una ruptura en la temática y técnica fue en EEUU con la aparición de los hiperrealistas como Richard Estes.

-Suponemos el destino final del contenido de la botella de London Gym...pero se ha comido usted toda la cantidad de frutas y gominolas que ha pintado?

La botella de London se resiste a morir aunque sabe su destino, pero las frutas las acabo tirando, soy más de chuletones.